Impacto del cáncer en la vida profesional, ¿existe discriminación?


Por: Yasmari Bello / Conferencista Internacional - Coach - Motivadora


A veces la vida nos pone a prueba, una muy dura puede ser recibir la noticia de ser diagnosticado de cáncer, sea tuyo, de un familiar o amigo cercano, debido a que la vida cambia completamente y no solo en el momento de recibir la noticia y de los tratamientos sino la vida que afortunadamente los que logran salir adelante viene después, muchas personas no hablan de ello, hay pena, reserva, miedos y silencios.

Porque luego de superar el cáncer muchos se enfrentan a nuevos desafíos, el primero es el miedo a la recaída, cada control o dolor de cualquier cosa significa un estado de angustia, ansiedad y hasta estrés (desafíos emocionales) incluso, para el más valiente y lo perciben alrededor del 65% de los pacientes a nivel mundial, pero también están los factores laborales.

Estadísticas y desafíos a afrontar

Las estadísticas hablan de discriminación o desigualdad superior al 20% en el momento de reincorporarse a sus labores, otros indican que nadie los quiere emplear - al igual que ningún seguro médico quiere ampararte-incluso hay discriminación en aquellos familiares que deben cuidar a un paciente, solicitan un permiso en las empresas les dicen “tómate tu tiempo” para luego ser despedidos, en ambos casos tanto del familiar como del paciente es un gran problema, debido a que por ejemplo en caso del paciente es poco probable que una empresa te contrate por lo menos 5 o 10 años después que hayas padecido la enfermedad, alguna personas me preguntan por mensaje privado acerca de este tema, generándose depresión en ellos porque los tratamientos y estilos de vida son costosos y necesitan obligatoriamente de un ingreso para mantenerse, además de sentirse útiles a la sociedad y ser grandes héroes, significa tener medios económicos para vivir de forma tranquila, como un gran premio después de batallar por sus vidas.

En Latinoamérica y seguramente en otros países del mundo, retomar la normalidad después de culminar el tratamiento para un paciente es sinónimo de angustia, si estás empleado para una empresa volver a incorporar tu vida al ritmo laboral puede significar un choque emocional y hasta físico, porque es probable que tus defensas y tu cuerpo esté en condiciones diferentes y necesites de algún tiempo de alimentación, ejercicios y un estilo de vida que seguramente cambiaste, para adaptarte nuevamente al estrés de tu trabajo, existen estigmas sociales con respecto a un paciente oncológico, que no lo tienen otras patologías como alguien por ejemplo que sufre un infarto, este se reincorpora a sus funciones o lo vuelven a emplear sin mayor problema, conozco muchas pacientes primordialmente mujeres, que después del cáncer se dedican a ser emprendedoras de cualquier cosa, la razón que me dan es: “Yasmari, nadie me da empleo después de pasar por esto” así sean extraordinarias profesionales.

Conversando en APEDE

El pasado mes de Octubre, tuve el honor de compartir junto a destacados médicos panameños los Dres. Pablo Durán Cirujano Oncólogo, Dr. Rubén Ureña Urólogo y una apediana maravillosa Xenia Yau quien es miembro de la comisión Mujer Ejecutiva y quien también es sobreviviente de cáncer en la Conferencia organizada por la Asociación Panameña de Ejecutivos (APEDE) denominada: "El impacto del cáncer en la vida profesional" donde se conversó de prevención del cáncer a los empresarios, en mi caso como Coach Emocional y Conferencista les comentaba que luego de una enfermedad tan agresiva y dura como el cáncer, aunque seas un gran profesional, tengas amplia trayectoria y años de experiencia, en un instante tu vida puede cambiar al recibir este diagnóstico, no importa cuál importante te creas, cuánto poder o dinero tengas, serás un paciente y tus oficios deberás dejarlos posiblemente más de lo que te imaginas de lado, haciendo simplemente todo lo que esté a tu alcance para sobrevivir.

Falta de inclusión, riesgos y discriminación

La falta de inclusión en el mercado laboral, se debe generalmente a que para la empresa representas un riesgo, a mí también me llegó a suceder al ir a una entrevista y tener todos los "skills" que se requerían para el cargo, cuando fui sincera y dije que mi cabello no era natural, la reclutadora me dijo con tristeza que no me podían dar el empleo, a pesar que mi fuerza interior y mentalidad venían aún más renovadas y con muchas ganas de vivir.

Paradójicamente frente a situaciones de discriminación frente al cáncer, él puede afectar sin distinción de ningún tipo de clase social, cargos, religión, sexo, raza, allí en las clínicas u hospitales todos somos seres humanos solamente, no hablamos de finanzas, de ventas, ni de capital humano, nuestros temas son ¿cuál es tu alimentación?, ¿Cómo te sientes?, ¿cuándo te toca tratamiento?, ¿cuál te están colocando a ti? ¿Cómo están tus valores sanguíneos?, ¿Qué efectos secundarios has tenido?, se hablan de temas como la fe, los estilos de vida, las emociones tóxicas, el ejercicio, eliminar los vicios y el “si hubiese hecho las cosas distintas antes”.

Fui paciente durante largos 18 meses asistiendo prácticamente a diario a la clínica, así que se exactamente de qué se habla y cómo se vive, el paciente oncológico aunque esté libre de la enfermedad seguirá siendo paciente oncológico hasta el fin de su vida, porque más nunca podrá descuidar sus controles médicos así su fallecimiento sea por cualquier otra causa, sin embargo eso no le debe limitar bajo ninguna circunstancia su capacidad para trabajar, de ser contratado, de ser tratado dignamente y con respeto.

En mi caso decidí ser emprendedora y desarrollar mi marca personal como "Estratega de Vida y Bienestar", desempeñándome como Coach Emocional y Conferencista Internacional después de estudiar nuevos temas a la par de recibir quimioterapia, Dios coloca en nuestro camino oportunidades de servir y ser útiles de muchas formas, los conocimientos que traía a nivel corporativo, junto a los nuevos estudios que había realizado las fusioné a mis experiencias de vida, decidiendo otro camino por convicción al ser yo la que tomaba la decisión de renunciar a mi empleo soñado, a mi zona de confort, a mi país, a mi hogar y mis costumbres, desaprendiendo para aprender nuevas formas de ganarme la vida, ahora trabajo igual de horas o más que antes, mi creatividad y otras herramientas que ni sabía que tenía, se han manifestado de forma maravillosa en mi pasión actual.

Nadie está exento

Por último les llevaba a la reflexión a los ejecutivos de las empresas que nos escuchaban atentamente y que normalmente tienen una carga de estrés en sus vidas muy grande, que son propensos a enfermedades crónicas como presión alta, enfermedades del corazón y cáncer así como otras relacionadas a emociones mal manejadas, muchos piensan como en algún momento me sucedió a mí, que eso nunca nos va a pasar porque creemos que nuestro cargo o títulos nos da inmortalidad, sin embargo luego que te enfermas existe otra realidad irrefutable, nadie es indispensable, por ello mis mensajes para ti que me lees son los siguientes: cuídate, hazte tus chequeos anuales y vive la vida cada día independientemente de cualquier cargo o responsabilidad que tengas, porque a veces estamos de un lado y a veces luego podemos estar del otro, nadie está exento.

Agradecimientos especiales a APEDE y a Zoraya Reichlin @sebellayseñora por tan gentil invitación

#lifestyleBlogger #lifestyle #panamalifestyleblogger #panamalifestyleblog #YasmariBello #ZorayaReichlin #sebellayseñoracoaching #sebellaysenora #sebellayseñora #sebellaysenora #cáncer #Impactodelcáncer #APEDE

  • Blanca Facebook Icono
  • Blanco Icono de Instagram
  • Twitter Icono blanco
  • Blanco Icono Pinterest
  • Blanco Icono de YouTube
  • Blanco Icono LinkedIn

Se Bella y Señora todos los derechos reservados 2018